No todo eran risas en aquel erasmus. De vez en cuando le invadía la soledad e intentaba disimularla cocinando croquetas con lost de fondo. Algunos días la caja tonta era su única compañía.

image

Anuncios