Nuestras entrañas siempre laten más rápido al recordar tu ausencia.
Ahora la bóveda celeste parece más bonita y tiene un brillo especial, pero no es consuelo.
Esos ojos azules siempre permanecerán con nosotros.

image

Anuncios