El dolor que sentía por su ausencia se le clavaba en lo mas hondo, haciéndole sentir sin vida, inerte, haciendo que su sudor careciera de calor y recorría todo su cuerpo provocándole un escalofrío. No podía escapar, sólo la calidez de sus ojos le podía salvar.

image

Anuncios