Tu sonrisa de media luna se me clavaba en las entrañas, como el silencio de tus palabras y los trazos de tus dibujos, provocando un pequeño latido que espera con ansia alcanzar la calma, que espera con ansia afilar tus colmillos.

image

Anuncios