Quiso romper los prejuicios de la oposición evidenciando que el alto de sus tacones no reflejaban su feminidad, que sus curvas no eran señal de debilidad, y que su larga cabellera rubia no manifestaba su inteligencia. Quiso defender sus derechos reivindicando que los estigmas a los que se aferraban, estaban rotos.

 

Anuncios