Ya no sentía nada. Se lo repetía leyendo todas las promesas de amor, seguramente rotas, escritas en la pared del baño, mientas se ataba las zapatillas y se secaba las lágrimas ahogandolas en aquella cerveza. Ya no sentía nada. 

skate-2212079_1920

Anuncios