La distancia entre tus pecas era proporcional al amor que recorrían cada uno de mis suspiros, aún sabiendo que después, vendría la lenta muerte en forma de abismo.

(Continuación)

Le dio igual, seguía intentándolo, a pesar de tener el corazón agrietado y con parches, seguía a la espera de encontrar aquel hilo rojo que cosiera su mala racha.

wet-868078_1920

 

Anuncios