Duele. Duele ya no poder deslizarse por tu cuerpo cómo lo hacía esa gota que siempre caía por esa cerveza que solías beber.
Duele ya no poder ser tu paz en noches donde la luna no te hace compañía.

Anuncios